Los filtros tienen una amplia variedad de aplicaciones en la industria alimentaria, cosmética, algunas industrias químicas y en servicios auxiliares de la industria farmacéutica.Son de diseño sanitario y se utilizan para filtrar partículas que pueden dañar bombas u otros equipos.